Malaria

La malaria o paludismo es una enfermedad transmitida por la picadura de la hembra del mosquito Anopheles y producida por parásitos del género Plasmodium.

Existen cinco tipos de plasmodium que producen patología en el ser humano:

- Plasmodium falciparum
- Plasmodium vivax
- Plasmodium ovale
- Plasmodium malariae
- Plasmodium knowlesi

Plasmodium knowlesi, parásito hasta ahora aislado en simios, ha sido descrito recientemente como agente etiológico de casos de malaria en humanos, fundamentalmente en determinadas zonas asiáticas (Borneo).

VECTOR
Imagen del mosquito transmisor de la enfermedad

Este vector tiene un hábito fundamentalmente nocturno, siendo más frecuente su picadura desde el atardecer hasta el amanecer. Presenta también una predilección por áreas rurales en la mayoría de países donde existe transmisión.

DISTRIBUCION GEOGRAFICA
Mapa con la distribución geográfica

FARMACOS UTILIZADOS PARA LA PROFILAXIS

La malaria o paludismo es una enfermedad para la que, en estos momentos, no contamos con vacuna para evitar su adquisición en viajeros. Aunque parece que en los últimos años el número total de casos, a nivel mundial, estaría disminuyendo existen aún destinos, como África subsahariana, donde el riesgo es muy alto.

En la actualidad se encuentran comercializados los siguientes fármacos para la profilaxis de la malaria o paludismo.

http://wwwnc.cdc.gov/travel/yellowbook/2010/chapter-2/malaria.aspx#990

Aunque se han descrito casos de malaria por plasmodium vivax graves, es la infección por falciparum la que puede desencadenar una situación clínica de extrema gravedad y con resultado de muerte, fundamentalmente, en los viajeros. Entre otros factores, el retraso del tratamiento puede empeorar el pronóstico en estos casos. En general, las profilaxis recomendadas presentan gran eficacia, nunca del 100%, para este plasmodium siendo inferior para los demás. La única profilaxis específica para plasmodium vivax sería la primaquina, fármaco poco utilizado con fines de prevención.

En los viajeros con estancias prolongadas en países con alta prevalecía de malaria por especies de plasmodium con capacidad de permanecer acantonados en su formas quiescentes hepáticas, llamadas hipnozoitos, una vez pasada la infección inicial, se debe plantear este posible diagnóstico y utilizar un tratamiento erradicador con primaquina si se confirma.

AUTOTRATAMIENTO

En relación a plasmodium falciparum, en ocasiones se puede optar por el auto tratamiento, es decir, el viajero no tomará profilaxis y permanecerá atento a la aparición de síntomas sugestivos de la enfermedad. Si no puede conseguir atención médica inmediata debe tomar el fármaco elegido como tratamiento de presunción. De los fármacos comercializados en nuestro país, el medicamento que se debe utilizar es el Malarone®, ya que a dosis de tratamiento (4 comp al día durante tres días), resulta seguro y presenta pocos efectos secundarios. Es fundamental que el viajero esté instruido en las características de los signos y síntomas iníciales de esta enfermedad, todo ellos muy inespecíficos y comunes a otras infecciones (fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular…), ya que es el tratamiento precoz lo que se persigue con esta medida.

En otros países, se pueden adquirir combinaciones farmacológicas (los episodios de malaria por plasmodium falciparum se deben tratar con dos fármacos activos siempre) como la de artesunato-lumefantrina (Coartem®, Riamet®), que también pueden servir como autotratamiento.

Prospecto de Coartem para el tratamiento de la malaria

En áreas sin resistencia se puede utilizar la cloroquina, tanto como profilaxis como autotratamiento.

INFORMACION POR PAISES

Listado por países:
http://wwwnc.cdc.gov/travel/yellowbook/2010/chapter-2/malaria-risk-infor...

Mapa interactivo:
http://cdc-malaria.ncsa.uiuc.edu/
http://apps.who.int/tools/geoserver/www/ith/index.html